Se estima que hasta el presente año los delitos informáticos costarán por lo menos USD 6000 millones a nivel mundial. Una cifra realmente preocupante la cuál no puede tomarse a la ligera.

Debemos tener presente que los ciberdelincuentes no cesan en la búsqueda de nuevas formas para atacar a organizaciones. Menos del 50% de estas empresas que están en el ojo del huracán están preparadas para hacer frente a un ataque. Aquí es donde entra en juego la importancia de la higiene cibernética.

Mantener la seguridad, los sistemas, dispositivos y los procedimientos de tu organización, desde la comunicación corporativa segura hasta la compra de un seguro de responsabilidad cibernética, reduce en gran medida las probabilidades de ser víctima de uno de estos ataques.

Gestión de riesgos en la cadena de suministro, el paso inicial.

Las amenazas cibernéticas están a la orden del día, es por esto que es importante hacer todo lo posible para limitar las vulnerabilidades de tu organización.

A través de la gestión de riesgos en la cadena de suministro, podemos mantener una sólida red de proveedores confiables,protegiendo la cadena de suministro de extremo a extremo. Esto refuerza la seguridad física de la organización ayudando a la protección contra posibles ataques cibernéticos.

Es fundamental la comunicación y trabajo estrecho con socios y proveedores ya que de esta manera será más sencillo comprender en detalle sus políticas de protección de datos y privacidad. El nivel más alto de resistencia contra las amenazas cibernéticas no se logra actuando solo, sino que se consigue cuando todos los involucrados se comprometen a respetar las mejores prácticas.

Puedes establecer este diálogo con proveedores y socios debemos hacerles las siguientes preguntas con el objetivo de analizar en detalle la Red de confianza:

¿Cuán transparentes son mis proveedores con las vulnerabilidades?

¿Mis proveedores priorizan la seguridad al desarrollar sus productos?

¿Tienen una estrategia integral para cerrar las brechas de seguridad y las vulnerabilidades?

Plantear estas preguntas coloca a tu organización en una mejor posición para prevenir y, en el peor de los casos, responder a un ataque cibernético.

Detectar comunicaciones sospechosas

Los ciberdelicuentes utilizan campañas de ingeniería social, como por ejemplo ataques de phishing o pretextos con el objetivo de inducir a proporcionar, sin que el usuario se de cuenta, información confidencial y el acceso a tus datos privados.

Es por esta razón que estar seguro de que todos tus empleados puedan detectar y evitar con eficacia intentos de comunicación sospechosos es vital para la seguridad física de tu organización.

Estar atento a las solicitudes de comunicación inusuales y pensar antes de hacer clic en cualquier enlace o mensaje, ayudarán a proteger la organización de los ataques.

Educar al usuario constantemente desde el inicio

Ya que las repercusiones de un ataque cibernético pueden tener un alto impacto negativo y duradero en la organización, la capacitación constante de los empleados sobre educación del usuario es una inversión a largo plazo.

La concienciación a los empleados sobre la higiene cibernética debe comenzar con su incorporación a la empresa. Al explicar la importancia de estrategias como la selección segura de contraseñas, el bloqueo de dispositivos y la identificación de ataques de ingeniería social, tu organización será capaz de detectar y limitar las posibilidades de error humano manteniendo de esta manera unas buenas prácticas.

Agregar protección financiera con seguro de responsabilidad cibernética

Hay hasta 12 tipos diferentes de cobertura disponibles para las amenazas cibernéticas. Con los ataques al alza, la inversión en el paquete adecuado debería ser una parte esencial para una buena estrategia de seguridad cibernética.

Dada la amplia gama de opciones disponibles, leer la letra pequeña es esencial en el proceso de selección del seguro, ya que esto determinará la cobertura exacta que recibirás en el caso de un ataque cibernético.

Si la adquisición de un seguro es una buena manera de ayudar a mitigar el riesgo financiero de los ataques cibernéticos, examinar a los proveedores, socios, sistemas y dispositivos, y establecer un plan eficaz de mitigación del riesgo cibernético son pasos igualmente esenciales para proteger a la empresa de los ataques cibernéticos.

Una buena higiene cibernética se trabaja en equipo

La higiene cibernética no consiste solamente en proteger sistemas y dispositivos, sino que también requiere tiempo y atención. Mantener una higiene sólida mediante la administración de riesgos en la cadena de suministro, los intercambios seguros, la educación del usuario y el seguro de responsabilidad cibernética son algunas de las formas clave para proteger la organización contra las crecientes amenazas.

Más de 1 millón de usuarios licenciados

Más de 5 millones de receptores 

Contáctanos para más información: [email protected]